fbpx
X
X
Seleccionar página

Antiepilépticos

La epilepsia activa puede producir en los niños y en los adolescentes limitaciones personales, escolares y sociales que condicionan negativamente su calidad de vida. Por otra parte, cuanto más se demora el comienzo del tratamiento, más difícil resulta el control de las crisis. Por esto, cuando es seguro el diagnóstico de epilepsia, se debe iniciar inmediatamente el tratamiento crónico. En la mitad de los casos se controlan las crisis con el primer fármaco, y en otro 20% con el segundo, siempre en monoterapia. De ahí la importancia de seleccionar el antiepiléptico más eficaz y mejor tolerado.

Los principales factores que deben considerarse para seleccionar el fármaco antiepiléptico son los siguientes:

1. Factores relacionados con el paciente:
Edad: Generalmente en al cuanto menor la edad del niño, tanto más deben evitarse fenobarbital, fenitoína y benzodiacepinas, por los efectos adversos de dichos fármacos sobre la conducta y las funciones cognitivas.
Sexo: Por consiguiente en chicas adolescentes evitar el valproato por riesgo de obesidad, alopecia y amenorrea; en niñas evitar la fenitoína por los efectos cosméticos, como hiperplasia gingival e hipertricosis.

Peso corporal: en niños obesos evitar el valproato, en niños muy delgados evitar el topiramato y la zonisamida. Toma simultánea de otros fármacos: en niños que toman regularmente otros fármacos, evitar antiepilépticos inductores o inducibles enzimáticamente.

Estilo de vida: no dar fármacos cuya dosis diaria deba de fragmentarse en 3 tomas, como gabapentina o tiagabina, en los niños que comen habitualmente en el colegio.

Cumplimiento del tratamiento: Generalmente seleccionar fármacos que permitan 1 o 2 tomas diarias, tanto más en adolescentes, en los que son más frecuentes los olvidos o los defectos de cumplimiento terapéutico

2. Factores relacionados con la enfermedad
epiléptica: Tipo de epilepsia o de síndrome epiléptico (referido en capítulos anteriores).

Tipo de crisis epilépticas:
– Crisis parciales o tónico-clónicas generalizadas: todos los fármacos antiepilépticos son eficaces, salvo etosuximida.
– Crisis generalizadas tónico-clónicas,
tónicas, mioclónicas y atónicas: valproato, lamotrigina, topiramato, levetiracetam y zonisamida.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.