fbpx
X
X
Seleccionar página

Enemas

Definimos enemas como la preparación farmacéutica destinada a la aplicación por vía rectal de una solución o disolución, para conseguir un fin
concreto.

También se denomina enema al procedimiento de introducir un líquido por el ano, así como al propio dispositivo con el que se realiza dicha operación.
El enema es sin duda uno de los métodos terapéuticos más universalmente conocidos, tanto por sanitarios como por profanos, desde las épocas
más remotas de la Historia de la Humanidad.

Ciertamente desde la antigüedad se conocía que la mera introducción de líquido por el ano, estimulaba la defecación y obviamente producía la limpieza del contenido del colon por arrastre del material fecal. La incorporación de distintos solutos, mejoraban la eficacia del efecto deseado: solución salina, laxantes, evacuantes, antiinflamatorios, etc.

Los enemas siguen contando con una gran aceptación por parte de la clase médica y farmacéutica, ya que representan la primera elección como
medio diagnóstico y terapéutico de ciertas patologías de la última porción del tubo digestivo.

La comercialización de enemas de solución fisiológica amplia el abanico de opciones, al disponer de preparados muy seguros y eficaces.

El objetivo más habitual de la utilización de los enemas es conseguir un efecto local a nivel de la mucosa colónica, ya sea para limpiar, estimular o vaciar el contenido del colon, o ya sea para vehiculizar la administración de algún medicamento para el tratamiento de ciertas enfermedades (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa…).

Por tanto, los enemas entendidos como forma farmacéutica, también representan una vía de administración de fármacos, tanto de efecto local como sistémico.

Las principales aplicaciones que tienen en la actualidad los enemas son las siguientes:

a) Utilizados como medicamentos, su acción deriva de la composición y dosis de la disolución que constituye el enema (ej. Enema Casen…):
1 Limpieza intestinal en la pre y postcirugía, radiología, etc

2 Evacuación intestinal previa a procedimientos diagnósticos.

3 Ginecología: parto y post-parto

4 Antes de rectoscopia, sigmoidoscopia y colonoscopia

5 Antes de exámenes radiológicos

6 Impactación fecal.

En este caso los efectos adversos, aunque muy raros, derivarán de la hipotética absorción sistémica del principio activo, por sobredosificación o por patologías concomitantes del paciente (insuficiencia renal…)
b) Utilizados como productos sanitarios (Fisioenema), su composición a base de solución fisiológica al 0,9%.

7 Casos en que se precise una limpieza intestinal (impactación fecal, cirugía, exploraciones intestinales, partos, exámenes radiológicos…),
consiguiendo una evacuación intestinal inmediata (el efecto aparece entre 5 y 10 minutos desde su aplicación).

8 Se recomienda 1-2 enemas fisiológicos de 250 ml al día.
En los enemas de suero fisiológico, no se han observado efectos secundarios a las dosis recomendadas.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.