fbpx
X
X
Seleccionar página

Caspa y piojos

Caspa

La forma más frecuente es la dermatitis seborreica de la cabeza, caracterizada porla presencia de escamas grasientas (caspa), que se extienden hasta una parte de lacara, afectando hasta lo párpados y las orejas.

Suele ir acompañado de prurito de intensidad variable. La generalización de esta enfermedad es muy poco frecuente. En las formas graves de la enfermedad se pueden apreciar pápulas descamativas amarillo-rojizas a lo largo de la línea del cuero cabelludo, por detrás de las orejas, en los conductos auditivos externos, en las cejas, sobre el puente de la nariz, en los pliegues nasolabiales y sobre el esternón.

La dermatitis seborreica no produce caída de cabello.Los recién nacidos pueden desarrollar un tipo de dermatitis seborreica en el cuero
cabelludo, que es conocida como gorro del lactante, caracterizada por la existencia de una lesión costrosa gruesa de color amarillo, así como de fisuras y descamación amarillenta detrás de las orejas, pápulas rojizas en la cara y exantema ano-genital persistente (dermatitis del pañal). Los niños mayores pueden presentar placas descamativas, gruesas, adherentes en el cuero cabelludo que llegan a alcanzar 1 a 2 cm de diámetro.

Piojos

Los piojos son insectos y éstos representan el 75 % de la masa total de animales del planeta. Hay más de 3000 especies de piojos conocidas, de las cuales se desconoce la biología en la mayoría excepto en los que infestan la especie humana.

Pertenecen a la orden de los Phthiraptera y el piojo que afecta a los mamíferos es de un grupo más pequeño de 500 especies que se denomina Anoptura.

Cada piojo es específico de cada huésped parasitado. Desde hace años se fabrican productos químicos para eliminarlos ya sea por las plagas del campo o de la agricultura o por la infestación en humanos.

Los humanos pueden estar infestados por tres tipos de piojos: piojo del cuerpo (Pediculus humanus corporis), piojo del pubis (Pthirus pubis) y piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis).

Los piojos han evolucionado junto a sus huéspedes los humanos y han desarrollado ciclos vitales y cambios anatómicos para cada zona
particular del cuerpo humano.

El piojo del cuerpo puede transmitir enfermedades sistémicas
pero no lo hace el piojo de la cabeza. El de la cabeza es el que ha despertado más interés por su alta prevalencia y porque están apareciendo resistencias a los pediculicidas

No se encontraron productos que concuerden con la selección.