fbpx
X
X
Seleccionar página

Cuidado de la piel

Actualmente la Piel sana, es un órgano inmunológico, es la capa que reviste al cuerpo, protege y se relaciona con el ambiente; es muy importante en la homeostasis del organismo, controlando líquidos y electrolitos, por medio del proceso de perspiración o transpiración, media en el control del volumen sanguíneo, la temperatura y con una importante función nerviosa entre otras características como es ser barrera física contra traumas físicos, químicos, rayos UV, microorganismos, además
participa en la síntesis de vitamina D.

Generalmente la piel cumple funciones muy variadas, aunque todas ellas se pueden agrupar en seis aspectos básicos:

•Protección
Por lo general al formar una delgada cubierta, protege los tejidos inferiores y sirve de barrera defensiva contra la entrada de gérmenes patógenos (bacterias, virus, hongos microscópicos) en el organismo. Otra de sus funciones protectoras es evitar las pérdidas de agua.

•Regulación térmica
Como consecuencia Permite la adaptación del organismo a los cambios de temperatura, tanto externos como internos (del propio organismo).

•Secreción y excreción
No obstante se lleva a cabo a través de las glándulas sudoríparas y el producto de esa
secreción es el sudor, con el que se eliminan productos de desecho del organismo.

Además, tal como se ha explicado en el punto anterior, el sudor
ayuda al mecanismo de regulación térmica al liberar al organismo del calor sobrante (las altas temperaturas orgánicas causan graves daños en las
células).(Piel sana).

La higiene de la piel sana, de las axilas y pies, de los genitales,
es indispensable para la salud personal, por lo que se deben conocer y practicar normas de Higiene Personal
en el hogar, la escuela y la comunidad.

En conclusión la falta de medidas de higiene corporal puede ser causa de enfermedades como la sarna o escabiosis, la micosis y los hongos, entre otras.(Piel sana)

Por otra parte los hongos y otros microorganismos que invaden la piel se alojan principalmente en las axilas, las ingles, entre los muslos y otras zonas del cuerpo donde hay humedad. Para evitar enfermedades de la piel es recomendable:

1. Bañarse diariamente, utilizando abundante jabón.
2. Secar bien todas las partes del cuerpo luego del baño.
3. Cambiar a diario la ropa interior, camisas y otras prendas de vestir que estén en contacto directo con la piel.
4. Lavar la ropa de todo el grupo familiar con jabón.
5. Lavar frecuentemente el cabello utilizando champú.
6. Mantener las uñas limpias y cortas.
7. Secar cuidadosamente los oídos, sin introducir objetos
para limpiarlos.
8. Acudir, en caso de enfermedad, al establecimiento de
salud más cercano.
9. No es conveniente automedicarse.

Mostrando 1–9 de 91 resultados