fbpx
X
X
Seleccionar página

Protectores solares

Los protectores solares son hechos con el fin de proteger el area cutanea de una persona, El sol emite diferentes tipos de radiaciones, entre las que hay que
destacar los rayos ultravioleta y los infrarrojos, responsables de efectos
beneficiosos y perjudiciales sobre la piel.
Existen dos tipos de radiaciones ultravioleta que llegan hasta la superficie
de la piel, las B (UVB) caracterizadas por una longitud de onda entre
290 y 320 nm y las A (UVA) con una longitud de onda entre 320 y 400
nm.

Todos los productos cosméticos, deben cumplir, en su etiquetado con
unas obligaciones establecidas por la reglamentación específica,
Real Decreto 1599/1997 de 17 de octubre sobre productos
cosméticos, destinadas a garantizar la seguridad en su uso,
aportando al consumidor del producto la información adecuada.
Los fotoprotectores, además de las indicaciones obligatorias para
todos los productos cosméticos, incluyen en su etiquetado unas
menciones específicas que reflejan su eficacia: los índices de protección
solar.

Los protectores solares contienen sustancias químicas y/o físicas,
denominadas filtros, capaces de absorber o reflejar las radiaciones
solares, protegiendo a la piel de los efectos dañinos de las mismas. Los
fotoprotectores actúan frente a las radiaciones ultravioleta B (UVB),
ultravioleta A (UVA) e infrarrojo (IR), pero presentan diferente eficacia
protectora frente a ellas.

Mostrando 1–9 de 18 resultados