fbpx
X
X
Seleccionar página

Cuidado de la higiene

Generalmente la salud y la educación son las encargadas de fortalecer y promover factores protectores de salud entre ellos la higiene y los hábitos saludables, desde un enfoque de calidad de vida, derechos y
participación.

Actualmente la higiene personal y del entorno va mucho más allá de las meras prácticas de aseo. Es uno de los componentes fundamentales de un estilo de vida saludable y se encuentra relacionada, con otros temas como la alimentación, el ejercicio físico y la salud mental.

En consecuencia, el aprendizaje de hábitos de higiene y cuidados personales cumplen funciones importantes en la formación integral de las personas:

1 Mejorar la salud y el bienestar del individuo y la comunidad.
2 Prevenir la aparición y desarrollo de enfermedades.
3 Facilitar las relaciones interpersonales.
4 Contribuir a la formación de una imagen positiva de sí mismos.

Higiene: Regularmente la higiene personal está constituida por el conjunto de cuidados que necesita nuestro cuerpo para aumentar su vitalidad y mantenerse en un estado saludable. Es el concepto básico de aseo, limpieza y cuidado de nuestro cuerpo.

Habito: Por lo general se refiere a toda conducta que se repite en el tiempo en forma regular y de modo sistemático.

Vida saludable: Tiene factores determinantes como:

1 Llevar una alimentación equilibrada.
2 Mantener hábitos higiénicos adecuados.
3 Disfrutar del tiempo libre.
4 Prevenir accidentes.
5 Ejercitar la mente.
6 Realizar deporte o actividad física.
7 Tener una mejor calidad de vida y bienestar.

HIGIENE

Actualmente Para mantener un estado óptimo de salud la higiene cumple una función muy importante. Existen diferentes microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) muy pequeños invisibles a los ojos que se encuentran en todas partes: en el aire, en la tierra, en el agua, en el cuerpo y también en los alimentos. Viven en diferentes lugares baños, basurales, agua no segura, frutas y verduras mal lavadas, carnes crudas, en los animales, en las patas de los insectos y en los objetos que tocamos.

Por consiguiente los microorganismos son seres vivos y no se mantienen quietos: cruzan de una persona, un animal o un alimento a otro siempre que se den las condiciones (alimento, agua, calor y tiempo) para crecer y multiplicarse, dando origen a diferentes enfermedades. Por eso es primordial, además de la higiene personal, la limpieza en el hogar.

Mostrando 1–9 de 149 resultados